Giripradakshina, la Vuelta a la Montaña Sagrada

India, 13 de febrero 2020. Post 8

Era el cuarto día de nuestro recorrido y empezó muy temprano. A las 6 de la mañana nos montamos en el autobús, nos dirigíamos hacia Arunachala, la montaña sagrada. Ibamos a participar -parcialmente- en una tradición muy importante, circunvalar la montaña.  Roger quería que fuéramos bien temprano para que tuviéramos la oportunidad de ver cómo comienza el día en esa zona, ver a la gente despertándose, iniciando sus actividades.

Al empezar el día, Sekar pide la bendición de Ganesh
Tiruvannamalai, India

El autobús nos dejó frente a un pequeño templo, uno de los tantos que hay en la ruta alrededor de la montaña. En ese templo el ayudante de Mallika, el siempre sonriente Sekar, realizó su rito frente a la estatua de Ganesh. 

Mientras estábamos allí, Roger y Ragú nos dieron una idea de lo que íbamos a hacer y porqué se hacía. Nos contaron que, según la tradición hindú, hacer ese paseo alrededor de la montaña sagrada quita los pecados, ayuda a que se cumplan los deseos y contribuye en la liberación del ciclo de nacimiento y renacimiento. 

Con eso en mente, además de la curiosidad derivada de la novedad, nos dispusimos a iniciar el trayecto. El clima estaba muy agradable, ni calor ni frío, perfecto para caminar. La vuelta completa son 14 kilómetros; nosotros sólo íbamos a recorrer una parte. Se suponía que fuera una caminata meditativa y que para vivir la experiencia debíamos hacerlo en silencio, con un corazón lleno de devoción y enfocada la atención en Arunachala.

LO QUE APRENDI: Este circuito alrededor de la montaña se llama Giripradakshina. Tradicionalmente se inicia en el gran templo Arunachaleswara, el templo que habíamos visitado la tarde anterior. Se puede empezar desde cualquier punto, la condición es terminar en ese mismo lugar. La idea es hacerlo en silencio y es tradicional hacer una reverencia a la montaña desde cada una de las ocho direcciones cardinales, marcadas con lingams

Empezamos a caminar y nos fuimos distanciando ligeramente unas de otras. Caminaba con la idea de estar consciente, muy consciente de donde estaba, tratando de tomar lo que me rodeaba con todos mis sentidos. Por supuesto el sentido de la vista fue el que dominó. ¡Había tantas cosas que ver! 

Los Sadhu

Para empezar estaban los sadhus, algunos todavía durmiendo en la acera, tapados con mantas multicolores, otros despertando lentamente y otros ya parados, ocupándose de sus asuntos, conversando. 

Sadhus empezando el día, algunos todavía duermen, otros se asean.
Tiruvannamalai, India

A los sadhu los reconocí por su vestimenta y peculiar aspecto. En cuanto a la vestimenta, tanto hombres como mujeres cubren sus cuerpos con una tela color naranja. Pude observar que hay distintas maneras de usar la tela, algunos cubrían sólo de la cintura para abajo, otros tenían al cuerpo envuelto con ella.  Llevaban en la frente marcas blancas (ceniza) y muchos de ellos llevaban cabellos largos. 

LO QUE APRENDI: El término Sadhu quiere decir “hombre bueno” y se refiere al religioso asceta, mendicante o persona sagrada que ha renunciado a la vida mundana. Antes de convertirse en Sadhu, han estudiado con un gurú, y han renunciado a su estatus (casta), a su familia e incluso a sus identidades y son declarados legalmente muertos. Son muy respetados por su santidad.  

El color naranja de la tela que llevan simboliza sannyasa o renuncia a las posesiones terrenales y me imagino que así debe ser también en el budismo. La ceniza que llevan en la frente es para recordar que en eso nos convertiremos, ceniza; también los identifica como seguidores de Shiva. 

Siempre presente el color naranja , símbolo de renunciación.

Renuncian al mundo para alcanzar el estado espiritual moksha (liberación) a través de la meditación y la contemplación del Brahman. Algunos sadhu practican el ascetismo y la meditación solitaria mientras que otros viven y practican en grupos. Tienen muy pocas posesiones y se alimentan de limosnas y sobras. Muchos son apoyados por los ashrams y como parte de su práctica espiritual, caminan grandes distancias visitando templos y haciendo peregrinajes. 

LO QUE APRENDI: Se cree que las prácticas austeras de los sadhus ayudan a superar no sólo su karma sino el de la comunidad en general. Por esta razón, se les considera beneficiosos para la sociedad y se les apoya, más en las zonas rurales que en las grandes ciudades. Para muchos hindúes, la práctica de la renunciación es una de las más altas virtudes y por esta razón los sadhus no sólo son aceptados sino reverenciados. Los sadhus gozan de ciertos privilegios en la sociedad tales como estar exentos del pago en el sistema de transporte público en todo el país. Se estima que en India hay entre 4 ó 5 millones de Sadhu.

Sadhu adornando el borde de una tela. Posiblemente sea para una ofrenda.
Tiruvannamalai, India

Durante la caminata me crucé con unos cuantos sadhu, pero no pude tomar buenas fotos o las que hubiera querido, me parecía inapropiado molestarlos.

Kolam

La otra cosa que llamó poderosamente mi atención fueron los diseños dibujados en el piso frente a las puertas de las casas y negocios. Pregunté a Ragú y me explicó que eso se llama Kolam

LO QUE APRENDI: El Kolam es básicamente un signo de invitación, dándole la bienvenida a todos en nuestra casa, y de manera especial a Mahalakshmi, diosa de la abundancia. Esta representación de Lakshmi vuela sobre las ciudades cada mañana y cada tarde y observa las entradas de las casas. Aquellas que están limpias y bellamente decoradas reciben su bendición. 

En la antigüedad, los kolam se dibujaban con harina de arroz gruesa de manera que las hormigas no tuvieran que ir muy lejos para comer. La harina de arroz también invita a comer a los pájaros y otras criaturas pequeñas dándole la bienvenida a nuestro hogar a todos los seres, lo cual constituye un tributo diario a la coexistencia. La decoración no es el objetivo principal del Kolam.

Hoy en día se utiliza tiza y se dibujan los Kolam en las casas, templos, colegios, edificios públicos. Los diseños varían desde flores muy sencillas hasta diseños matemáticos.

Dándole color al kolam
Tiruvannamalai, India

Tuve la fortuna de poder presenciar el momento en que trazaban un kolam.  También vi un par de veces, como las señoras limpiaban y barrían con mucho esmero el frente de la casa. Me explicó Ragú que el proceso previo al trazado del kolam requiere que todo esté muy limpio. Para lograr eso no sólo barren muy bien, sino que también desinfectan. La desinfección se realiza rociando gotas de una mezcla de bosta de vaca con agua. Esto es un antiséptico. Después de esta explicación me fije y se notaba la humedad en la tierra donde estaban dibujados algunos kolam

Es de hacer notar que, si bien el frente de las casas estaba muy limpio, menos de dos metros más allá, en la separación entre casas o terrenos, contrastaban las enormes acumulaciones de basura. Parece no molestar a nadie.

Me encantaron los kolam y tome fotos de varios de ellos.

En mi caminata encontré monos, vacas, sembradíos, fábricas de ídolos, templos y lugares de veneración al aire libre. También encontré mucha basura. Está por todas partes, en todas partes. No son grandes acumulaciones, está distribuida, siempre presente. Me llamó la atención el hecho de que, a pesar de tanta basura, no había mal olor.

Apenas empieza el día, todavía duermen los Sadhu
La acera es de los Sadhu.
Tiruvannamalai.

Hasta el momento, había visto que en las ciudades y pueblos que habíamos pasado, o no existían aceras o eran totalmente opcionales y de diseño y dimensiones irregular, al gusto de quien decidía construirlas. Fue por esto que me llamó mucho la atención que, al menos la zona que recorrimos en la circunvalación de la montaña, tenía una gran acera, amplia y acabada en mosaicos multicolores. Y me pregunté, ¿por qué vamos todos caminando por la calle con tan buena acera? La respuesta, esa acera tan amplia y bien construida es para los Sadhu, allí duermen y viven. Y eso fue lo que vi. 

Por un rato puse especial atención a los sonidos, eran muy suaves a esa hora de la mañana. Uno que otro gallo cantando, el ruido de las escobas barriendo las entradas de las casas, una moto que pasaba, las conversaciones de los pocos transeúntes.

La mayor parte del tiempo caminé sola, en silencio, podía ver de lejos a Nieves. Cuando nos recogió el autobús nos enteramos, las que íbanos más adelante en la caminata, que más atrás se había formado un grupo que vino conversando (¡No silencio!) con Roger y preguntando y aprendiendo. En fin …

Esta ruta de peregrinaje cobró mas vida y relevancia cuando nos contaron lo que ocurre aquí cada luna llena y cada año en la festividad conocida como Karthikai Deepam.

Girivalam.

En el día que precede a la luna llena, decenas de miles de peregrinos descalzos circunvalan la montaña y la base del templo en una ceremonia llamada Girivalam. Se estima que un millón de personas lo hacen cada año. Mientras realizan esta caminata, los devotos hacen ofrendas en los templos, tanques, santuarios y salas de meditación, así como en manantiales y cuevas que hay alrededor de la montaña. 

Lugar de veneración al aire libre
Tiruvannamalai, India
Templo Sri Unnamalai en la ruta de Arunachala
Tiruvannamalai, India

Karthikai Deepam

Karthikai Deepam es la ceremonia más importante en Arunachala y ocurre cada año en el mes tamil Karthikai que cae entre los meses de noviembre y diciembre. En esa ocasión, los devotos toman brasas del fuego sagrado del templo y las transportan en recipientes hasta el tope de la montaña. Esas brasas sirven para encender grandes antorchas y con el fuego de ellas, se prende un gigantesco caldero que contiene tres toneladas de ghee mezclado con alcanfor. La columna de fuego que se crea puede ser vista a grandes distancias. 

La deidad Annamalaiyar es sacada en procesión, circunvalando la montaña mientras los devotos cantan. Hay evidencias de que este festival se celebra desde el siglo IX y hoy en día dura diez días y atrae un millón de personas cada año. 

Karthikai Deepam es un festival de luces. El significado: Dios es infinito y es la luz que ahuyenta la ignorancia. Es una conmemoración del episodio que les conté anteriormente cuando Shiva se presentó como una infinita columna de fuego. Se supone que eso ocurrió allí, junto a la montaña.

Tiruvannamalai, la ciudad donde ocurre todo esto, cuanta apenas con 100.000 habitantes. Traté de imaginarme lo que es un millón de personas celebrando en estas calles por varios días. Quise saber un poco más y encontré que este festival es una celebración con muchas manifestaciones. 

LO QUE APRENDI: Para celebrar Karthikai Deepam las personas limpian muy bien sus casas, por dentro y por fuera, buscando que todo brille. Una vez todo está perfectamente limpio se procede a decorar la casa o un salón especial de ella, con cuadros de deidades, flores e incluso colgando telas de colores vivos en las paredes para darles más vida. 

El Kolam será iluminado con lámparas de aceite
Tiruvannamalai, India

Luego proceden a decorar la entrada de la casa con un kolam y alrededor de este se colocan lámparas de aceite hechas en arcilla, las cuales serán encendidas al atardecer con la intención de iluminar el kolam. Se prenden muchas lámparas en los distintos ambientes de las casas, especialmente en las ventanas. Las lámparas sirven como un recordatorio de que el bien vence al mal. Cada lámpara representa el fuego sagrado frente al linga del templo.

Es parte de la celebración el intercambio de regalos entre amigos y la gente trata de ver a todos los miembros de su familia durante esta época. Se estrena ropa y calzado y con estas ropas nuevas y alegres, la gente sale a ver las decoraciones de las casas y a observar el fuego en el tope de la montaña.

La parte más espiritual se practica compartiendo y ayudando a amigos en lo que puedan necesitar, perdonando a quien les ha faltado y meditando, enfocándose en la prosperidad, salud, felicidad y éxito de los demás

Nandi

ME QUEDE PENSANDO...Me parece un festival maravilloso, celebra que Dios es infinito y que es la luz del mundo. Se festeja con alegría, con colores, cantos, bailes, regalos, ruidos. Se celebra estrenando, pensando en abundancia y también pensando en los demás y practicando el perdón. Se conmemora con la familia y con una familia extendida de un millón de personas. 

Me imagino que son películas sobre hinduismo, las imágenes así lo sugieren
Tiruvannamalai, India

Regresamos al hotel, desayunamos y luego de una breve pausa se inició otra ceremonia que resultó también muy interesante, un puja a Ganesh

Apenas estaba empezando el día y ya había aprendido, aunque fuera un poquito, sobre los sadhus, -siempre había tenido curiosidad- lo que es un kolam, -no tenía idea de que existían- y de las tres experiencias que se pueden vivir cuando se circunvala la montaña sagrada. Mi experiencia, definitivamente, fue muy interesante. 

6 Pensamientos

  1. Maravilloso viaje, lleno de espiritualidad y color, el desinfectante me impacto , vivo el coronavirus 😂😂😂😂prima querida buenisimo tu forma ágil y sencilla de hacerme partícipe de este recorrido hacia la montaña sagrada

    Me gusta

  2. Hasta estoy fascinada, con todo lo que has descrito, Regina, uno vive cada paso con tus explicaciones..No se necesta viajar, para conocer todo lo que tu has viajado para conocerlo…

    Me gusta

Responder a Nancybetan Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s